Lavo [...] sueños.


[lavo] el dolor a orillas del olvido con una lágrima ascendente que atardece inmóvil rompiéndose en luz de ayeres y ya no me pregunto y es que ya sé la respuesta y sólo yo y mi pregunta secreta ahí estaremos: en cada espina y en cada beso y definitivamente en el espejismo de tus [sueños]